e-commerce

Método Kaizen para la optimización de negocios online

2 comentarios

Si tienes un negocio probablemente tengas presencia en el mundo online. Y si tienes presencia en el mundo online, necesitas mejorar. Es una ley universal, y es que la competencia dentro de la red es, en ocasiones, feroz. Por eso queremos presentarte una solución que te ayudará a trabajar de manera adecuada: se trata del método kaizen.

Apuesta por la mejora continua

Un trabajo se mide por su resultado y por su proceso. Lo primero solo es garantía de lo segundo, y es que la manera de trabajar es lo que dice todo de ti y de tu empresa. El principal error de la mayoría de negocios es el de estancarse, el de no querer mejorar en todo momento. Y esa precisamente tendría que ser su fortaleza.

Si quieres mejorar nuestro consejo es que utilices este método. Tiene un antiguo origen, ya que se remonta hasta el Japón posterior a la Segunda Guerra Mundial. De hecho, el nombre viene de juntar dos palabras: el kai y el zen.

Significa una acción que provoca un cambio, y un mejoramiento continuo. El error de otro tipo de métodos es que aspiran a conseguir mucho en muy poco, en cambio, con kaizen uno puede conseguir mucho, pero a su debido momento. Respeta los tiempos y las posibilidades de cada momento.

Funciona principalmente como una idea, una decisión. Tienes que proponerte cambiar algo para conseguirlo, y empezar a hacerlo, pero regulando el ritmo, de manera que el cambio no sea demasiado brusco. Otra novedad de este método es que se centra en atacar la pereza, la desidia y el conformismo. Estos son los motivos por los que los proyectos se estancan, y son lo primero que tienes que eliminar.

Este método se ha convertido en un gigante gracias en parte a la ayuda que han dado gran parte de los implicados. Además de ser algo que atraviesa varias ramas no solo del mundo empresarial, sino también filosófico, vital y deportivo. Y hoy queremos explicarte cómo se puede utilizar a la hora de hacer que tu negocio online avance y vaya mejorando día a día.

Empresas como Toyota o Sony han implementado este método desde los 80 y han conseguido los espectaculares resultados que sobradamente conoces. Probablemente, ahora mismo puedas ver muchos puntos de tu negocio que fallan o que se podrían mejorar. Sin embargo, concentrarte en todos ellos de golpe no hace más que entorpecer y dificultar tu trabajo. Lo que trata de hacer este método es focalizar y diferenciar diferentes puntos, coger uno de ellos y mejorarlo. A partir de ahí, se revisa y se empieza de nuevo.

Es decir: no se trata de abarcar más de lo que se puede, y en ningún momento está uno satisfecho de lo que ya ha conseguido. Es un crecimiento exponencial y prolongado donde se busca trabajar de una manera igualmente intensa a los beneficios que se esperan conseguir. De esta manera, poco a poco tu empresa irá creciendo y desarrollándose. Más info sobre el método Kaizen aquí.

Kaizen en la optimización de negocios online

Utilizando el método kaizen de MaisMedia podemos conseguir que tu empresa online tenga un crecimiento exponencial. Trabajamos todos los aspectos, detectamos los que están fallando y los mejoramos, optimizando lo que funciona y lo que no, monitorizando el tiempo que se invierte en ellos, ya que este es uno de los grandes elementos a la hora de conseguir una mejora continua.

Tienes que tener en cuenta que mejorar no es otra cosa más que aprovechar las buenas circunstancias aprovechando el tiempo de manera adecuada. Es decir: una mayor eficiencia.

En conclusión, el método kaizen está demostrando ser una poderosa arma en todos los sectores en los que se aplica. Y, por tanto, también lo es en el medio online para las empresas del mundo digital. Por eso queremos que también tú te veas beneficiado. Anímate y ponte en contacto con nosotros.

Jesús QuintanaMétodo Kaizen para la optimización de negocios online
leer más

Tendencias E-commerce para el 2016

Sin comentarios

La comodidad de comprar desde casa es una realidad. Hace algunos años sólo se compraban esos paquetes de viajes, los billetes de avión, etc. Pero lo cierto es que a día de hoy las compras online abarcan todo tipo de productos, desde ropa, muebles, artículos electrónicos, en definitiva, todo es vendible en la red.

Otra tendencia del pasado es que las compras online se hacían desde el ordenador de sobremesa. Hoy en día son cada vez más los usuarios que realizan una compra desde sus smartphones o tablets. Por ejemplo, en algunos países como Estados Unidos las compras a través de móviles y tablets pronto alcanzarán las realizadas desde dispositivos de sobremesa. Es por este motivo que las empresas deben adaptar los diseños de sus webs a todos los dispositivos móviles.

Por increíble que parezca, son muchas las empresas que aún no han adaptado sus tiendas online a un diseño responsive. Es más, si hablamos de microempresas y según el informe sobre la Implantación de las TIC en Pymes españolas en 2015 que ha desarrollado el ONTSI, el 70% no tienen una web propia ni ningún tipo de presencia online debido a la falta de tiempo y dinero y a que ven su inclusión en la red como un gasto y no como una inversión. – Qué equivocados están, ¿verdad?-.

Pero volviendo al proceso de adaptación de las que sí tienen web, debemos destacar la navegabilidad y usabilidad, que ha de ser cómoda y práctica para el usuario y que así no se vaya al portal de la competencia. De esta forma queda claro que el camino correcto está en mejorar la experiencia de compra del usuario en cualquier dispositivo.

Un dato que confirma la necesidad de optimizar estos procesos de compra online y de adaptarse a las nuevas tendencias, es que cada español gastará de media 661,62 euros en compras online repartidas en una media de 21,2 compras. De hecho, el crecimiento previsto para este sector es del 18,6%, según un informe elaborado por la compañía RetailMeNot.

Algo que comienza a ser otra realidad es que cada vez se compra menos en los establecimientos tradicionales, y aunque los comerciantes pueden estar tranquilos porque mucha gente prefiere esta modalidad a la online, sí han de pensar en adaptarse a los tiempos tecnológicos que corren para evitar perder a una parte importante de la clientela. Lo propio es asegurar ambas vías para no perder oportunidades de venta.

Otra tendencia a destacar, es el e-commerce social. Cada vez son más las redes sociales que incorporan la opción de comprar a sus plataformas, como por ejemplo Pinterest con sus “buyable pins” o Facebook con sus “call to action”, que permiten añadir la opción de compra en un anuncio. Además, Facebook está realizando pruebas para que directamente se pueda comprar un producto con tan sólo un clic en el botón “buy”. Incluso Google ha insertado su botón de compra directa desde los ads de su plataforma.

Por tanto la tendencia está clara, el e-commerce se convierte en social y los smartphones serán imprescindibles en las compras por internet, otorgando al comercio móvil más protagonismo.

Paula GiaoTendencias E-commerce para el 2016
leer más